facebook twitter impresora

La bomba de aceite: Averías y consejos de mantenimiento

bomba de aceite La bomba de aceite es la encargada de generar la presión de todo el circuito de engrase de los motores y mediante un regulador mantiene constante la presión de trabajo.

La presión de aceite es esencial en cualquier motor para asegurar un perfecto engrase en ciertas partes del mismo, y para que no se produzcan rozamientos indeseados, ya que si no hubiera presión en las piezas más importantes del motor, provocaría que éste se “gripe” o se queden sus piezas cogidas.

Las presiones de trabajo oscilan entre 2 - 10 kg., que dependerá de marcas y tipos de motor pero siempre ha de existir una presión constante de trabajo.

Debemos añadir también que cuanta más presión tengamos en un motor, más temperatura tendrá el aceite, por lo que en motores más revolucionados hay que intercalar en el circuito del aceite un enfriador o “radiador” para el mismo, a fin de mantener siempre una temperatura de trabajo constante pero sin excederse.

Normalmente, la temperatura del aceite se aproxima a los 70 ºC. A más temperatura el aceite no tendría la efectividad deseada ya que sería poco denso y a mucha menos temperatura el aceite sería tendría demasiada densidad y tampoco sería tan efectivo.

¿Cómo saber que la bomba de aceite está fallando?


Detectar que nuestro motor está fallando es teóricamente sencillo, ya que en el cuadro de instrumentos de cualquier coche existe una luz indicadora de dicha presión. Al dar el contacto se enciende para saber que la luz funciona y una vez arrancado la luz debe apagarse y es entonces cuando el circuito ya tiene presión.

Si por cualquier motivo en marcha se nos encendiese dicho testigo por más de 5 segundos, es aconsejable parar el vehículo ya que si seguimos circulando podríamos romper el motor.

Debemos darnos cuenta que la luz es de color rojo, indicativo que es peligro y se ha de parar cuanto antes, si fuera naranja o amarilla sería precaución y podríamos circular con cuidado.

Averías causadas por el mal funcionamiento de la bomba de aceite


Las averías que puede provocar una bomba de aceite son fatales si no se reparan en el acto, aunque, normalmente, duran toda la vida de los motores y no es una pieza que se suela estropear.

La avería más común son las pérdidas de aceite por la junta de la bomba en su anclaje, pero sustituyendo dicha junta todo vuelve a su normalidad.

Otra avería que se puede producir es que su eje de trabajo se parta por exceso de revoluciones o los dientes de su engranaje tengan demasiado desgaste provocando desajustes de presión y ruidos muy molestos.

¿Cuánto cuesta la reparación de la bomba de aceite?


La reparación de la bomba de aceite es costosa, no tanto por la bomba en sí, si no por las horas que se necesitan de mano de obra para su sustitución que son a partir de 6 horas en adelante, ya que hay que desmontar otras piezas.

En cuanto al precio del recambio, éste depende de la marca y modelo, aunque su coste suele ser de 120€ en adelante.

Se podría cambiar por una de segunda mano en buen estado y revisada, lo único a tener en cuenta es que se deben poner la junta y el retén nuevos.

Consejos para el mantenimiento de la bomba de aceite


El mejor consejo para mantener la bomba de aceite siempre en buen estado es realizar las oportunas revisiones de aceite y filtro de aceite, usar un buen aceite y también no revolucionar en exceso el motor.

Volver a la sección de mecánica

 
 


¡Déjanos tu comentario!


¿Tu coche no tiene arreglo? Infórmate de los servicios de la Central de Desguaces.