facebook twitter impresora

La bomba de gasolina: Averías y consejos de mantenimiento

La bomba de gasolina es la encargada de asegurar el suministro de combustible hacia la rampa de los inyectores. Es una bomba eléctrica comandada por la unidad de control y normalmente va instalada en el interior del depósito de combustible o cerca del mismo. Por regla general, funciona con una corriente continua de 12 V y es accionada por negativo a través del relé de bomba.

Bomba de gasolina

Más concretamente la bomba de gasolina se encarga de mantener una presión casi constante controlada por un regulador de presión, asegurando así un suministro constante de gasolina al circuito de alimentación.

En la rampa de inyectores debe existir una presión mínima de 2-4 bar, en ralentí y según vayamos acelerando, dicha presión va aumentando progresivamente uno o dos bar más.

Debido a su importancia, si llegara a averiarse por cualquier motivo, el motor sufriría distintos tipos de avería según el modelo y tipo. A continuación detallaremos algunas averías que puede provocar dicho fallo:

Imposible puesta en marcha


Si la bomba de gasolina está averiada, la puesta en marcha no se producirá ya que un motor de gasolina necesita tener en la rampa principal de inyectores una presión mínima para que puedan llevar el suministro al interior de los cilindros. Si no existe presión, aunque los inyectores estén funcionando, no entrará nada de combustible en los cilindros.

Fallos en ralentí y en aceleración


Esta avería puede venir provocada por existencia de suciedad en el pre-filtro de combustible -elemento que va antes de la bomba- por lo que cuando se encuentra en funcionamiento no aspirará el combustible necesario para mantener una presión constante en la rampa y, por consiguiente, tendremos fallos en ralentí y lógicamente en aceleraciones.

Fallos de motor esporádicos


Si la avería se debe a que la bomba la tenemos “agarrotada”, oiremos un ruido intermitente mientras está funcionando, como si hiciéramos aceleraciones con un motor eléctrico.

A veces arranca, otras no


Esta avería suele ocurrir cuando los contactos eléctricos no son lo bastante buenos y de vez en cuando no llegan a suministrar el voltaje necesario para su funcionamiento. También puede ser debido a que el relé de bomba está empezando a fallar.

¿Cuánto cuesta la reparación de la bomba de gasolina?


La reparación de la bomba de gasolina puede costar de media a partir de 60€ en adelante y en cuanto a la mano de obra, depende de modelos y de dónde esté ubicada: si está fuera del depósito suele costar mínimo 1 hora y si está dentro del depósito, a partir de 2 horas en adelante.

Se puede sustituir por una pieza de desguace siempre revisada y en buen estado. Es importante comentar que las bombas de gasolina normalmente vienen acompañadas por el aforador de combustible y por eso cuestan más caras.

Consejos para el mantenimiento de la bomba de gasolina


Para mantener la bomba de gasolina en buen estado es aconsejable evitar circular con el depósito en reserva. Por lo demás, una bomba de gasolina suele durar casi toda la vida del coche.

Volver a la sección de mecánica

 
 


¡Déjanos tu comentario!


¿Tu coche no tiene arreglo? Infórmate de los servicios de la Central de Desguaces.