facebook twitter impresora

Sistema de iluminación del coche: averías comunes y consejos de mantenimiento

El alumbrado del coche es fundamental en cualquier vehículo ya que al conducir necesitamos tener la máxima visibilidad, por lo que cuanto mejor intensidad y alcance tenga el alumbrado, mejor seguridad tendremos. Así, el alumbrado es un elemento esencial en la seguridad activa.

Alumbrado del coche


A lo largo de los años se han mejorado enormemente los sistemas de alumbrado en los vehículos hasta llegar a la última generación con el denominado “xenón”, un alumbrado con mucha más intensidad luminosa que cualquier otro método instalado en los vehículos, aunque aún se instalan con lámparas alógenas H1,H3,H4 Y H7, que siguen siendo las más comunes y las más baratas.

¿De qué depende la intensidad luminosa del alumbrado?


La mayor o menor intensidad del alumbrado depende de la potencia de cada bombilla instalada. Prácticamente, desde los 45 vatios en adelante, se ha propiciado un considerable aumento de dicha potencia incrementando así una mejor visibilidad. Prácticamente, con este sistema aumentamos la calidad de la luz y también el ancho de visibilidad con lo que ganamos doblemente en seguridad.

También hay que decir que debido a una mayor intensidad de luz hay más temperatura de funcionamiento. Los propios faros tienen que ser de mejor calidad ya que si acoplamos lámparas de xenón a un faro no preparado, podríamos quemar la superficie del mismo y dejaría de hacer reflexión la luz, por lo tanto el sistema tiene que ser al cien por cien xenón.

¿Cómo se provocan las averías del alumbrado?


Normalmente, las averías vienen provocadas por el uso del mismo alumbrado y una vez terminada su vida útil, se funden sin remedio. También en casos puntuales pueden fundirse antes de tiempo por una mala instalación de alumbrado y falsas conexiones, por lo que una revisión en el taller verificaría esta anomalía. Si no se repara, seguiría fundiendo la bombillas unas detrás de otra.

Sin lugar a dudas, de deteriorarse unas de estas piezas, se pueden sustituir por recambios de segunda mano procedentes de desguace con lo que el precio disminuye.

¿Cuánto cuesta la reparación del alumbrado?


La reparación no suele ser muy cara y en cuanto al tiempo de sustitución tampoco es mucho, aunque depende de los modelos.

En cuanto al valor, éste varía entre modelos y marcas, pero aproximadamente el precio de una bombilla rondaría los 5 euros para adelante y un xenón a partir de 35 euros.

Consejos para mantener el alumbrado en buen estado


Un consejo para cuidar el sistema de alumbrado, sobre todo, es tener una saneada instalación, una buena carga de la batería y contactos siempre limpios. Si vemos agua o gotas de agua en el interior del faro, provocará que se fundan más rápidamente en cualquier caso.

Otro consejo es tener siempre reguladas en altura las luces, ya que por una parte vemos mejor y por otra parte, no deslumbramos a los vehículos que vienen en dirección contraria, siempre teniendo en cuenta que las presiones de los neumáticos también tienen que estar correctamente ya que la altura de las luces variará si están sin la presión que marca el fabricante.

Procurar, también, que los faros estén siempre limpios para mejor calidad de luz y, a la hora de cambiar bombillas, procurar no tocar el elemento de cristal con los dedos ya que podríamos dejar rastros de grasa y formaría una pequeña película de aceite, lo que provocaría que no disipara correctamente el calor.

Para los faros de xenón siempre es recomendable que se cambien en un taller ya que una lámpara de xenón alcanza los 700 ºC cuando está en funcionamiento.

Volver a la sección de mecánica

 
 


¡Déjanos tu comentario!


¿Tu coche no tiene arreglo? Infórmate de los servicios de la Central de Desguaces.