facebook twitter impresora

Filtro de aire: limpieza y mantenimiento

El filtro del aire de un coche es uno de los elementos esenciales para que el motor funcione correctamente y uno de los elementos más económicos por lo que tenerlo siempre en perfecto estado no resulta caro.

¿Para qué sirve el filtro de aire?


filtro del aire El filtro del aire está siempre en primer lugar del circuito de admisión de cualquier motor y su función principal es la de retener lo mejor posible las impurezas que pudieran ingresar para que no contaminen la cámara de combustión ni rallen las paredes de los cilindros, ya que ocasionaría un acortamiento prematuro de la vida del motor y, en consecuencia, un gasto enorme para solucionarlo si llegara a pasar.

También es importante mencionar que si el filtro se utiliza demasiado, provocaríamos una pérdida eficaz de suministro de aire a los cilindros. Esto ocasionaría un aumento del consumo y una bajada de potencia, puesto que la mezcla no llegaría a quemarse correctamente, provocando una combinación pobre de aire por lo que los gases salientes serán contaminantes.

¿Cada cuánto tiempo cambiar el filtro de aire?


El filtro de aire es muy importante y no es caro cambiarlo, ya que aproximadamente vale entre 10 y 40€, dependiendo de marcas y motores.

Las casas oficiales hoy en día dan un intervalo en kilómetros para su cambio. No obstante, a nuestro parecer, este intervalo es demasiado alto y aconsejamos que se haga el cambio del mismo cada 15.000 km. como mucho y si estamos en zonas secas o mucha ciudad es conveniente hacerlo cada 10.000 km.

¿Es recomendable limpiar el filtro de aire?


En ocasiones se puede hacer una pequeña limpieza con aire a presión, pero lo único que ganamos es quitarle “algo” de suciedad superficial y no quitar la suciedad incrustada. Por ello, esta pequeña limpieza no es recomendable ya que apenas se nota. Siempre se recomienda cambiar el filtro por uno nuevo.

¿Cómo saber que el filtro de aire está sucio?


Si el filtro de aire está sucio podemos tener señales electrónicas de sensores indicando valores erróneos, dado que existe una pequeña obstrucción cuando está sucio.

Un ejemplo de lo anterior puede ser el caudalímetro, que no mediría correctamente con lo que la potencia disminuiría. Otro aparato afectado podría ser el sensor de presión del colector de admisión, que también daría valores erróneos y disminuiría la potencia.

Si hacemos un resumen podemos apreciar que si cambiamos el filtro del aire a su debido tiempo, el motor lo agradecerá, el medio ambiente lo agradecerá y nuestro bolsillo también.

Si en alguna ocasión hemos podido comprobar el estado del mismo, normalmente son de color amarillo claro o incluso blanco cuando son nuevos, si lo viéramos un poco oscurecido y con mucho polvo podemos darle unos golpes para quitar el polvo exterior y sobre todo, muy importante limpiar también el habitáculo del filtro, ya que si no lo hacemos cuando lo cambiamos pillaremos demasiado pronto suciedad innecesaria.

Volver a la sección de mecánica

 
 


¡Déjanos tu comentario!


¿Tu coche no tiene arreglo? Infórmate de los servicios de la Central de Desguaces.