facebook twitter impresora

El filtro de polen: todo lo que debes saber sobre este elemento

El filtro de polen es meramente un filtro de aire, pero con la particularidad de retener potencialmente más cantidad de partículas y mucho más finas, por lo que el material es algo más denso que el de un filtro de aire convencional.

Está situado justo después del motor de aire para el interior del habitáculo y del evaporador del aire acondicionado detrás del salpicadero y normalmente se encuentra protegido por un lateral para su sustitución.

También puede ir en el compartimiento motor justo delante de los limpia-parabrisas por lo que la sustitución no es demasiado costosa en cuanto a tiempo.

De él depende, sobre todo, que las partículas más pequeñas como son el polen no entren al interior del habitáculo por lo que es muy aconsejable para las personas alérgicas, asmáticas, niños y ancianos.

Al retener mayor cantidad de partículas también se obstruye con más facilidad que el de filtro de aire normal y, por consiguiente, hay que cambiarlo con más frecuencia siempre y cuando usemos el ventilador de calefacción o el del aire acondicionado asiduamente.

¿Cómo saber si el filtro de polen está obstruido?


Como regla general, una forma de saber si el filtro está demasiado obstruido es, si al poner la segunda velocidad del ventilador del habitáculo, notamos que la salida de aire por los difusores centrales ha disminuido considerablemente, lo que nos indica que el filtro no está en perfectas condiciones puesto que no deja pasar toda la cantidad de aire que debiera.

¿Qué pasa si el filtro de polen está obstruido mucho tiempo?


Si dejamos que el filtro esté obstruido demasiado tiempo podemos provocar el crecimiento de bacterias en el circuito de aire, debido a la suciedad y humedad, por consiguiente añadimos a la falta de aire, olores no deseados.

¿Es aconsejable limpiar el filtro de polen?


En cuanto a la posibilidad de limpieza, no es aconsejable ya que una vez usado queda demasiado deteriorado como para volver a filtrar como debe.

Al contrario de otros elementos que pueden ser sustuidos por recambios de desguace, siempre se aconseja sustituir el filtro de polen por uno nuevo.

¿Cada cuánto tiempo se debe sustituir el filtro de polen?


Los intervalos de sustitución del filtro anti-polen suelen ser cada 15.000 km. ó 30.000 km. como máximo. El coste aproximado en cuanto a su cambio está entre 12 € y 35€. El tiempo de sustitución suele ser entre 5 minutos y 20 minutos.

¿Influye el filtro de polen en el rendimiento del motor?


Si el filtro anti-polen está obstruido no influye en el rendimiento de los motores, solamente influye en la cantidad y calidad del aire que entra al habitáculo.

Consejos de mantenimiento para el filtro de polen


El mejor consejo para tener siempre el filtro en buenas condiciones es que se hagan los cambios cuando lo marque el fabricante del coche o notemos que pierde fuerza el aire que sale por los aireadores y entra al habitáculo.

También es muy aconsejable que cuando usemos la opción de reciclar el aire que nos entra, no fumemos durante dicha operación ya que volverá a entrar el mismo aire todo el rato debido al circuito cerrado que hace.

También comentar que nunca se debe de mojar bajo ningún concepto.

Una operación muy recomendable es usar ocasionalmente un spray anti-bacteriano para todo el circuito de aire ya que evitaremos malos olores y bacterias no deseadas.

Volver a la sección de mecánica

 
 


¡Déjanos tu comentario!


¿Tu coche no tiene arreglo? Infórmate de los servicios de la Central de Desguaces.