Las revisiones periódicas del coche

Las revisiones periódicas del coche hay que realizarlas siempre, ya que es un punto de control para verificar el estado general del vehículo, a parte de realizar cambios de aceite, filtro de aceite, filtro de aire, etc.

Son revisiones programadas por el fabricante y pueden ser por kilómetros recorridos o por tiempo transcurrido.

Revisiones periódicas del coche

En un principio, una revisión periódica consta de unos determinados puntos de revisión, a parte de la sustitución de algunos elementos importantes de los que hablaremos seguidamente.

¿Cada cuánto se realizan las revisiones periódicas?

Como regla general, las revisiones periódicas se realizan en intervalos de kilometrajes de 15.000 km., si no se llegan a esos km. en un año, se realizaría la revisión anual, en la cual se verifican casi todos los puntos importantes del coche.

En cada revisión de 15.000 km. se cambia el aceite del motor y el filtro del aceite como mínimo, pero por ejemplo, cuando hacemos una de 30.000 km., a parte habría que sustituir los filtros de aire, de combustible y correas de mando como la del alternador, bomba de agua, aire acondicionado, dirección asistida, siempre y cuando estén en mal estado.

Hay un dato a tener en cuenta de lo anteriormente hablado para hacernos una idea más fácil y es que la revisión de 15.000 es normal, la de 30.000 es principal, la de 60.000 general y las intermedias son a gusto de cada conductor pero siempre aconsejables para el correcto funcionamiento de nuestro coche y para la previsión de imprevistos, las últimas habría que hacerlas cada 7.500 km., que serían las intermedias.

El coste de las revisiones varía dependiendo de marcas y modelos, en su caso se incrementa el precio si los materiales son de mejor calidad.

Revisiones normales / cada 7.500 km.
  • Cambio de aceite del motor.
  • Cambio de filtro de aceite.
  • Revisión de todos los niveles de líquidos.
  • Revisión de correas de servicio (Alternador, A/C, dirección asistida, bomba del agua...etc.)
  • Revisión del estado de las pastillas de freno.
  • Revisión de presiones neumáticos / coche pequeño 1.8 kg. Las 4 ruedas / coche mediano 2.0 kg. / coche grande 2.2 kg. / por regla general el propio vehículo marca las presiones óptimas en el interior de la tapa del depósito del combustible.
  • Revisión de todas las luces.
Revisiones especiales / cada 15.000 km.
  • Cambio de aceite del motor.
  • Cambio de filtro de aceite.
  • Revisión de todos los niveles de líquidos.
  • Revisión de correas de servicio.
  • Revisión del estado de las pastillas de freno.
  • Revisión de presiones neumáticos.
  • Revisión de todas las luces y regulación de altura.
  • Cambio filtro del aire.
  • Cambio filtro anti-polen.
  • Cambio filtro gas-oil. (vehículos diésel)
  • Cambio bujías (vehículos gasolina)
  • Revisión gases escape.
Revisiones generales / cada 30.000 km.
  • En esta revisión entran los puntos de la revisión de 15.000 km. y a parte una revisión del estado general de todo el coche, así como los elementos que intervienen en la seguridad activa y pasiva de los vehículos.
  • Sustitución anti-congelante del refrigerante del motor. O en su caso esperar a los 40.000 km.
Revisiones anuales / cada 60.000 km.
  • En esta revisión entran los puntos de una revisión de 15.000 km. y de una general. A parte de un punto importante como la correa de distribución que sería conveniente cambiarla o en su defecto esperar a los 80.000 km.
  • Aconsejable cambiar en este kilometraje el líquido de frenos o bien realizar un sangrado del mismo.


Volver a la sección de mecánica

 
 


¡Déjanos tu comentario!


¿Tu coche no tiene arreglo? Infórmate de los servicios de la Central de Desguaces.