facebook twitter impresora

Tipos de aceite para el coche: Sus características y consejos útiles

Aceite coche
El aceite es esencial para el correcto funcionamiento de los motores, ya que su función principal es engrasar todas las piezas móviles del interior de éstos, por lo que es muy importante que sea de buena calidad y sobre todo que sea de las mismas características que el fabricante aconseja como mínimo.

La función que tiene que cumplir el aceite es simple: Lubricar. Dentro de dicha propiedad, encontramos diferencias en cuanto a la calidad del aceite pero lo elemental es que cumpla con ciertas reglas como por ejemplo:

  • Aguantar las altas temperaturas de funcionamiento de los coches.
  • Ser duradero en cuanto a degradación de sus propiedades ya que es sometido a altas presiones de funcionamiento.
  • Constante de viscosidad duradera, ya que si es un aceite de mala calidad, más pronto pierde su viscosidad “textura” y por consiguiente lubrica en menor medida.
Por poner un ejemplo: las bielas del motor van acopladas sobre el cigüeñal, y entre la biela y el cigüeñal están dispuestos unos cojinetes de manera que cuando el motor está en funcionamiento -y debido a la presión del sistema generado por la bomba de aceite- éste crea un colchón de aceite que impide el contacto directo en el giro de la biela y el cigüeñal, previniendo el desgaste por rozamiento, evitando el deterioro de ambos elementos y mejorando el rendimiento del motor.

Por este motivo es aconsejable siempre tener un buen aceite al nivel correcto ya que por debajo del mínimo sería fatal y por encima del máximo no es conveniente.

Existen muchos fabricantes de aceite pero todos ellos se rigen por unas normas a la hora de lanzarlos al mercado, mencionaremos los tipos de aceite:

NORMA API Y NORMA SAE

NORMA API (Estandar americano)

API (Motores gasolina)
SD – SE – SF – SG – SH – SJ
Por orden de izquierda a derecha, el de mejor calidad es el SJ
API (Motores diésel)
CC – CD – CE – CF4 – CG4 - CH
Por orden de izquierda a derecha, el de mayor calidad es el CH


NORMA SAE (Estandar europeo)

Tenemos, por ejemplo, un aceite 10W40: el 10W nos indica lo que aguanta en invierno, si fuera un 20W sería un aceite que en invierno se degrada más que el 10W.

Por otro lado tenemos el 40, que nos indica lo que aguanta en verano, cuanto más número tenga, mejor aguantará las altas temperaturas.

A parte nos encontramos con aceites sintéticos dentro de las normas. Éstos son aceites más costosos, ya que el proceso de obtención es más complicado y se realiza mediante reacciones químicas forzadas y aditivos añadidos que son muy importantes a la hora de mejorar las prestaciones y, por lo tanto, encarecen el producto aunque el resultado es mucho mejor: es más duradero y consecuentemente aguanta mucho más su degradación.

Por último mencionar que, para la elección del aceite de nuestro motor, lo primero es saber el tipo de aceite que aconseja el fabricante y una vez tengamos claro esto, podremos sustituirlo por uno de igual o mejor calidad, siempre teniendo en cuenta separar el motor de gasolina del motor diésel.

¿Qué pasa si mezclamos aceite usado con aceite nuevo?


Si mezclamos aceite usado con nuevo, el más nuevo perderá sus propiedades. En resumen, es como si metiéramos aceite usado. Desde luego, el motor funcionará pero habrá perdido lubricación, característica esencial para la durabilidad del motor.

Consejos útiles para mantener el aceite en buen estado


Se aconseja realizar revisiones periódicas y también es muy recomendable realizar revisiones intermedias, ya que hoy en día los intervalos de las revisiones se han alargado porque los aceites son de mejor calidad. Además, es aconsejable realizar el cambio de aceite cada 7.500 km. o como mucho cada 10.000 km.
Volver a la sección de mecánica

 
 


¡Déjanos tu comentario!

¿Tu coche no tiene arreglo? Infórmate de los servicios de la Central de Desguaces.